si

19 abril 2011

A NINGÚN OTRO SER


Sentía el leve rumor de la sangre, un exquisito fluir que los mortales no imaginaban. Los mismos mortales que buscaban su mordedura como una forma de apropiarse de la eternidad que les era negada por nacimiento. Pero el vampiro no acudía a todas las llamadas. Sobrevolaba aldeas oscuras, perdidas en la lejanía del mundo. Se adentraba en las alcobas para olisquear la sangre palpitante de los seres inferiores, lo hubiesen o no convocado. Pero no de todos ellos tomaba la sangre purificadora. Nadie se apercibía de la presencia del vampiro. Y de esa manera, cuando y como quería, se apropiaba del hálito vital de sus víctimas. En los feudos de su eternidad no debía explicaciones a ningún otro ser.



Omaha Beach Boy (alias Voivoda Vlad Dracul).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido sea usted a los Cárpatos madelmaníacos. Puede hacer su comentario como le parezca conveniente. Pero por favor, no trate de alterar la paz del Panteón de Drácula, porque los comentarios en ese sentido no serán publicados.
Sanguis vita est.
No se publica ni un solo comentario que contenga correos electrónicos o sean meramente publicidad de otras páginas y se percibe claramente por el contenido del comentario que el autor del mismo NO HA LEÍDO NI UNA PALABRA DE ESTE BLOG.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

EMPEZANDO A VER DRÁCULA CON HUMOR:

DDTMADEL REALIZÓ ESTOS DOS VÍDEOS TENIENDO COMO BASE LAS IMÁGENES DE MI DIORAMA Y EL TEXTO QUE TAMBIÉN ESCRIBÍ.

Drácula es un diorama madelman ideado y trabajado por Omaha Beach Boy con elementos de reciclaje, cartón, papel, cartulina, plástico. La figura del Conde Drácula, de Harker, y las concubinas, son customizaciones del propio Omaha. Sólo una de las concubinas fue una colaboración de Carlos Gil Sánchez.
Todas las fotos del diorama, así como los textos relativos a cada imagen, son propiedad de Omaha Beach Boy y no pueden ser utilizados sin previa autorización de Omaha Beach Boy en ningún tipo de proyecto audiovisual Estupendo señor Harker, gracias por haberme venido a ver a mi castillo una vez más. Pásese por estas tierras de los Cárpatos cuantas veces quiera... y no traiga consigo crucifijos la próxima vez...

 

Copyright © 2006-2007-2008-2009-2010-2011- 2012 Omaha Beach Boy; All rights reserved.

Se ha producido un error en este gadget.