si

06 noviembre 2011

DÉJAME ENTRAR O, MEJOR, DÉJAME SALIR.

Al final, después de mucho tiempo de resistirme, terminé viendo la película sueca, Déjame entrar. Claro está que la vi en DVD y sin gastarme un céntimo en el cine. La tomé prestada de la biblioteca. De esas películas de festivales, que tienen buenas críticas y todo eso. La vi como vampiro y me defraudó. Dicen que tiene mucha poesía, lo cual a veces significa un ritmo monótono, una tremenda lentitud en cada fotograma. Me gustó, eso sí, la escena final de la piscina. Una congénere que es capaz de dar su merecido así a pérfidos e inmundos humanos es de tener en cuenta. Por lo demás, ni me hice una copia ni creo que vuelva a tener ganas de verla. Esas cosas se ven mejor en los festivales por los humanos pedantes. Los vampiros sabemos lo que queremos.

1 comentario:

  1. Estoy contigo, a lo mejor el libro puede ser muy bueno... pero la película deja mucho que deseear.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

EMPEZANDO A VER DRÁCULA CON HUMOR:

DDTMADEL REALIZÓ ESTOS DOS VÍDEOS TENIENDO COMO BASE LAS IMÁGENES DE MI DIORAMA Y EL TEXTO QUE TAMBIÉN ESCRIBÍ.

Drácula es un diorama madelman ideado y trabajado por Omaha Beach Boy con elementos de reciclaje, cartón, papel, cartulina, plástico. La figura del Conde Drácula, de Harker, y las concubinas, son customizaciones del propio Omaha. Sólo una de las concubinas fue una colaboración de Carlos Gil Sánchez.
Todas las fotos del diorama, así como los textos relativos a cada imagen, son propiedad de Omaha Beach Boy y no pueden ser utilizados sin previa autorización de Omaha Beach Boy en ningún tipo de proyecto audiovisual Estupendo señor Harker, gracias por haberme venido a ver a mi castillo una vez más. Pásese por estas tierras de los Cárpatos cuantas veces quiera... y no traiga consigo crucifijos la próxima vez...

 

Copyright © 2006-2007-2008-2009-2010-2011- 2012 Omaha Beach Boy; All rights reserved.

Se ha producido un error en este gadget.